VETERANOS Y RETIRADOS ABANDONADOS POR EL PRESIDENTE BIDEN…

VETERANOS Y RETIRADOS ABANDONADOS POR EL PRESIDENTE BIDEN…

Según las entrevistas realizadas por el Washington Post . Biden entendió mal el “período de tiempo, la ubicación, el acto heroico, el tipo de medalla, la rama militar y el rango del destinatario. Así como su propio papel en la ceremonia”. ¿Cómo pueden los veteranos confiar en Biden cuando muestra su falta de respeto con historias de guerra falsas y tergiversadas?

Con Biden, los veteranos que intentaban obtener sus beneficios descubrieron que aquello por lo que Biden ahora se atribuye el mérito. Llevó a una acumulación de reclamos aún más larga, lo que los hizo esperar años por los beneficios que merecen. Fue necesario que el presidente Donald Trump impulsara y firmara la primera legislación de modernización de apelaciones. Para poner a la VA en el camino de arreglar permanentemente los atrasos de reclamos que la administración Obama-Biden no hizo.

El resto del plan para veteranos de Biden es un eco de lo que el presidente Trump ya hizo por los veteranos. A través de sus esfuerzos legislativos firmados y órdenes ejecutivas para la prevención del suicidio de veteranos.

Según cifras oficiales del Buró del Censo de Estados Unidos, de los 23.6 millones de veteranos militares estadounidenses. Más de 272 mil son considerados “homeless”, ciudadanos de segunda categoría que viven en la calles, duermen bajo los puentes o en bancos de parque.

Investigaciones realizadas por organizaciones no gubernamentales aseguran que anualmente, más de 336 mil 600 veteranos de la Segunda Guerra Mundial. Y las guerras de Corea, Vietnam, Granada, Panamá y El Líbano han tenido que dormir alguna noche en la calle.


Se asegura que el 47 por ciento de los veteranos que sirvieron durante la guerra de Vietnam. Representan casi una cuarta parte de la población sin hogar en los Estados Unidos.


También se calculan alrededor de 67 mil ex-soldados norteamericanos que deambulan sin rumbo y sin hogar de costa a costa de los Estados Unidos. Algunos de ellos integrantes de unidades de combate en las invasiones a Afganistán e Iraq. O las operaciones “antidrogas” en Colombia y otros países de América del Sur.


El 45 por ciento sufre enfermedades mentales y la mitad consumen drogas, muchos de ellos presentan discapacidades, incluyendo trastorno de estrés postraumático y lesiones cerebrales severas.


Cerca de 900 mil de estos excombatientes esperan recibir indemnizaciones por discapacidad, y unas 19 mil mujeres militares fueron víctimas de ataques sexuales por sus compañeros y muchas sufren ahora desórdenes mentales.

Unos seis mil 500 veteranos de guerra se quitan la vida anualmente, lo que constituye la escalofriante cifra de casi 22 excombatientes que se suicidan diariamente -uno cada 80 minutos-, el 20 por ciento de la cifra total de suicidios anuales ocurridos en Estados Unidos (300 mil).

Decenas de millones de personas’ podrían perder sus planes como resultado del cambio propuesto, estimó un experto de la industria

Biden se ha comprometido a convertir la deducibilidad actual de las contribuciones de jubilación tradicionales en créditos reembolsables equivalentes para 401 (k), IRA y otros.

La propuesta del exvicepresidente tiene como objetivo nivelar el campo de juego del aplazamiento de impuestos en las cuentas de jubilación tradicionales, con la intención de impulsar el ahorro entre las personas de bajos ingresos. Pero los expertos de la industria advirtieron que al reducir los beneficios que reciben las personas con mayores ingresos, la campaña de Biden puede haber aumentado la probabilidad de que las empresas abandonen por completo esos beneficios de jubilación.

“Si eliminas la deducción de impuestos y reduces el beneficio fiscal, sin abordar también las reglas de no discriminación, has arruinado el trato”, dijo Brian Graff, director ejecutivo de la Asociación Estadounidense de Jubilación, a FOX Business.

Eso es porque los empleadores que hacen contribuciones a un 401 (k) deben ofrecer ese mismo beneficio a sus trabajadores. Según el plan de Biden, los dueños de negocios tendrían que reducir su propio beneficio fiscal, mientras continúan contribuyendo en nombre de sus empleados, lo cual es costoso, particularmente durante una pandemia.

Algunos de esos jefes, tradicionalmente los que tienen ingresos más altos, pueden carecer del incentivo para ofrecer esas cuentas de jubilación si se reducen drásticamente sus beneficios fiscales, dijo Graff.

“Cuando echas a perder ese trato, estás desincentivando a los propietarios de pequeñas empresas para que no sigan teniendo ese plan”, dijo. “No solo es injusto para los propietarios de pequeñas empresas, sino que también reducirá la probabilidad de que ofrezcan esos beneficios a sus empleados. Y eso es particularmente agudo en una época desafiante como la actual “.

“Decenas de millones de personas” podrían perder sus planes como resultado del cambio propuesto, estimó Graff. Las pequeñas empresas , que serían las más afectadas por las nuevas reglas, emplean aproximadamente a 58,9 millones de personas, o el 47,5% de la fuerza laboral del país.

Ahora Biden como el presidente de lo Estados Unidos está dejando atrás a los veteranos y retirados de nuevo! Ha estado regalando dinero y beneficios a personas que realmente no lo necesitan cuando hay miles de veteranos en que necesitan ayuda.

COMPARTELO

Leave a Reply

Your email address will not be published.