Una débil Casa Blanca negocia con Cuba

Una débil Casa Blanca negocia con Cuba

La administración de Joe Biden está negociando con el régimen de La Habana a menos de un año de la rebelión popular del 11 de julio en Cuba, mientras los juicios y condenas masivas a los manifestantes de aquel evento son la prueba más evidente de la opresión al pueblo de la isla.

El régimen castro comunista viola los derechos humanos, ha cometido y comete crímenes de lesa humanidad constantemente yt lo ha hecho por seis décadas. Funcionarios de EEUU y Cuba se reunieron el jueves en Washington en lo que son las conversaciones de más alto nivel entre la Casa Blanca y el régimen de La Habana desde que el ex presidente Barak Hussein Obama tuvo su momento.

Esta es una prueba más de la debilidad que identifica a la Administración actual de la Casa Blanca. La motivación de Biden no es el apoyo a los cubanos, sino el hecho de que está lidiando con un número creciente de migrantes que intentan cruzar la frontera desde México, entre los cuales los cubanos constituyen una parte considerable. Entre lo discutido, ha trascendido que estuvo “que La Habana acepte recibir a migrantes deportados”. Para los observadores, estos contactos entre EEUU y Cuba son el resultado de la “presión migratoria que el régimen ha ejercido en contra del gobierno americano en los últimos meses”.

Mientras tanto, la dictadura de La Habana culpa a EEUU por el alza de la migración irregular tras la decisión de la Administración de Donald Trump de cerrar su sección consular en La Habana, luego de reportarse los primeros casos del ‘síndrome de La Habana’, pero no menciona la represión y el desgobierno. El Departamento de Estado de Estados Unidos dijo el mes pasado que comenzaría a procesar “algunas visas” para cubanos en su embajada en la capital cubana, con el propósito de reducir el “retraso” en los trámites migratorios, tras una pausa de cuatro años.

COMPARTELO

Leave a Reply

Your email address will not be published.