Tostada de aguacate

Tostada de aguacate

Un desayuno saludable, fácil y delicioso es posible: la tostada de aguacate

El aguacate se ha convertido en un invitado de honor en las mesas internacionales. Sus propiedades naturales pueden servir incluso como tratamientos para la dermatitis, la artritis y el eczema. La industria de la belleza parece ser una de las grandes ganadoras pues cada vez es más recurrente encontrar productos hechos a base de esta fruta. Sin negar el impacto social que el aguacate tiene, este se posiciona como un alimento a incluir en nuestras dietas. 

Para comenzar, el ingrediente principal es, por supuesto, un aguacate maduro. El segundo ingrediente fundamental es el pan, y uno de siete granos, centeno o integral multigranos – por su alto contenido de fibra y proteína– serán la mejor opción. También cabe destacar que estos son más bajos en gluten, además que darán mejor sabor a tu platillo.

  1. agridulce

Si un día amaneces con la sensación de desayunar algo dulce y a la vez salado, prueba esta combinación. Lo primero es dorar un poco el pan hasta que esté a una temperatura ideal. De vez en cuando, puedes agregar a la superficie del pan una brochada de aceite de olivo para aumentar el sabor. Posteriormente, aplasta con un tenedor el aguacate y úntalo en toda la superficie. También puedes rociar un poco de sal y pimienta hasta arriba para mejorar el sabor. Finalmente, añade gajos de naranja, albahaca fresca cortada en rodajas finas y, como aderezo, un poco de vinagre balsámico.

2- vegetariana

Una opción más saludable. En este caso, puedes usar cualquier rábano que te guste –no olvides lavarlo y desinfectarlo muy bien–. Comienza cortando el rábano en rodajas y déjalo reposar por unos minutos con un poco de sal. Más tarde, cubre el pan con una generosa cantidad de aguacate machacado y agrega los rábanos en rodajas finas y un poco de germen junto con una pizca de comino molido. 

  • Avocado Toast con tomates cherry 

Una opción extremadamente fácil y rica. Cubre el pan con el aguacate y con tomates cherry en rodajas o partidos por la mitad –una combinación entre tomate rojo y pimiento amarillo mejorará el sabor y la apariencia–, albahaca fresca, un poco de jugo de limón fresco y una pizca de sal y pimienta negra.

COMPARTELO

Leave a Reply

Your email address will not be published.