Socialismo en Chile. Otra consecuencia de la debilidad de Biden.

Socialismo en Chile. Otra consecuencia de la debilidad de Biden.

Otro izquierdista –socialista llega al poder en Latinoamérica como parte del efecto dominó desde que los demócratas llegaron a la Casa Blanca en Washington, con la debilidad de liderazgo y la pantomima populista que ha presupuesto eso en la región. Esta vez es Gabriel Boric, que llega al Palacio de la Moneda en segunda vuelta, tras las elecciones más reñidas de la historia y con un estrechísimo margen.

 “Yo fui una víctima de la izquierda y la influencia castrista en los setenta. Horrible. Los más jóvenes que han votado no saben lo que hacen”, comentó por vía telefónica Izbel Moryarte, que a sus 65 años tiene un válido testimonio.

Quién es el izquierdista Boric

Gabriel Boric, de 35 años, fue uno de los líderes de los movimientos estudiantiles de extrema izquierda y un fuerte detractor del modelo económico neoliberal que hizo de Chile uno de los países más financieramente saludables en Latinoamérica.

Visceralmente socialista, Boric lideró el  colectivo radical Izquierda Autónoma. En 2009, lideró una movilización de 44 días en contra del decano de su institución universitaria. En las elecciones realizadas el 5 y 6 de diciembre de 2011, su lista “Creando Izquierda”. El 4 de mayo de 2013 fue uno de los fundadores del movimiento Marca AC, que perseguía crear una nueva constitución, de corte Socialista, en Chile.

Ya en la política adulta fue parte de Izquierda Autónoma, hasta que, en mayo de 2016, renunció, generando la conformación de un nuevo movimiento político en convergencia con otras fuerzas de izquierda. En el periodo 2018-2022 en la Cámara de Diputados ha integrado las comisiones permanentes de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento; y Zonas Extremas y Antártica Chilena. Boric fue proclamado como candidato presidencial por Convergencia Social.

En lo personal, Boric sufre desde su infancia un trastorno obsesivo compulsivo (TOC) por el que estuvo internado en 2018. Se autodenomina como “agnóstico”, aunque su círculo cercano lo ve como ateo. Está en una relación de pareja con una graduada de Ciencias Políticas, Irina Karamanos.

Gabriel Boric, en 2018, visitó en Francia a Ricardo Palma Salamanca, miembro de la Organización terrorista, de corte Comunista, Frente Patriótico Manuel Rodríguez. El guerrillero Palma Salamanca está asilado en ese país europeo, con una causa pendiente en Chile por el asesinato del senador democrático Jaime Guzmán. Para llegar más lejos y en un acto de cinismo sin precedente, Boric se fotografió con una camiseta que mostraba la imagen de Jaime Guzmán baleado de muerte.

Reacciones de la izquierda y los terroristas

El gobernante designado de Cuba, Miguel Díaz-Canel, no tardó en felicitara Boric por su victoria “popular”. Lo mismo sucedió con Daniel Ortega, en Nicaragua y Maduro, desde Venezuela.

En Argentina, Alberto Fernández, extendió sus felicitaciones a Boric, y, por supuesto, también lo hizo Cristina Fernández. El peruano, Pedro Castillo, así como Andrés Lasso. Aunque en este momento está en la oposición, el socialista brasileño Lula Da Silva también evidenció estar “feliz por la victoria” de Boric.

En este momento, el Socialismo está en ascenso, y un factor es la debilidad y la ausencia total de liderazgo de Joe Biden, que ha dejado que las tendencias de izquierda pululken an su propia administración. En Latinoamérica, el populismo socialista impera en paíse como México, Guatemala, Perú, Bolivia, Argentina, además de los tiránicos gobiernos comunistas de Venezuela, Nicaragua y Cuba.

COMPARTELO

Leave a Reply

Your email address will not be published.