Nicaragua y la postura de la Casa Blanca

Nicaragua y la postura de la Casa Blanca

La farsa electoral en Nicaragua colocó a Daniel Ortega, de 76 años, en su cuarto mandato consecutivo tras 15 años en el poder, con una férrea represión y siete aspirantes opositores detenidos.

La jornada electoral estuvo vigilada por 30.000 militares y policías adeptos al régimen, con un enorme abstencionismo. En Managua y otras ciudades, varios sacerdotes católicos pidieron a sus fieles quedarse en casa y no participar en unos comicios amañados. El obispo de Matagalpa, Rolando Álvarez, denunció que los empleados públicos eran “obligados” a votar por Ortega, con la amenaza de ser despedidos si no acatan. Con una posición opuesta, el obispo de León, René Sándigo, asistió a su centro de votación.

Las relaciones entre el gobierno y la iglesia Católica son tensas, especialmente tras las manifestaciones de 2018, cuando la jerarquía católica jugó un rol mediador en un diálogo fallido que buscaba poner fin a la crisis política, que aún persiste. Ortega ha llamado “golpistas” a los clérigos, y los acusa de haber convertido los templos en “refugio de terroristas”, como llama a los manifestantes, que según él, pretendían darle un golpe de Estado con apoyo de Estados Unidos.

“Por la iglesia perseguida, porque los obispos y sacerdotes no somos hijos del diablo, ni golpistas, ni terroristas, por los encarcelados, exiliados y desempleados, por los que han muerto pidiendo libertad: Nuestro dactilar estará limpio”, se lee en una manta en el altar de la iglesia Magdalena del rebelde barrio Monimbó de Masaya, 34 km al este de Managua, donde oficia misa el sacerdote Pedro Méndez.

Una foto de la manta fue ampliamente difundida en redes sociales. 

El corrupto régimen Ortega-Murillo aspira a perpetuar su control del poder, y en estos momentos Estados Unidos y la comunidad internacional deben ser inflexibles en su condena de los resultados. es necesario que la blanda administración de la actual Casa Blanca de pasos que signifiquen más que una condena de maquillaje.

COMPARTELO

Leave a Reply

Your email address will not be published.