Matanzas: el chernobyl cubano

Matanzas: el chernobyl cubano

El pasado viernes 5 de agosto, un rayo impactó un tanque de petróleo en la Base de Supertanqueros de la provincia cubana de Matanzas. Casi 72 horas después, el incendio y dos explosiones han provocado un fallecido, 17 desaparecidos y un número alarmante de heridos. A eso se agregan las consecuencias económicas que van a seguirle a esta tragedia. Actualmente existe poca visibilidad por el humo que rodea a la Zona Industrial, producto del incendio en las áreas aledañas, tras el derramamiento de combustible de los tanques colapsados, dijo Sabines.

Autoridades sanitarias de Matanzas recomendaron hoy cerrar puertas y ventanas y usar la mascarilla aún dentro de la vivienda, por el humo del incendio en la Base de Supertanqueros en esa ciudad, publicó Prensa Latina.

El delegado del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, CITMA, en Matanzas, Oscar García, dijo que cerca de 6.300 toneladas de contaminantes se comenzaron a emitir a la atmósfera desde el primer momento de la explosión y que continuarán emitiéndose hasta que se apague el incendio, reportó Radio Reloj, emisora oficialista de noticias en Cuba. El primer tanque, que fue impactado por la descarga eléctrica, contenía 26.000 metros cúbicos de combustible. Durante la madrugada del sábado colapsó y el fuego se extendió a un segundo depósito que contenía 52.000 metros cúbicos de fuel oil. Este último se vino abajo en la media noche del domingo. El tercer tanque también colapsó, luego de que del segundo se vertiera el combustible y comprometiera aún más la situación en horas de la madrugada.

Los propios personeros del oficialismo han reconocido que hubo señales de que esto pudiera producirse. Un recuento del Diario de Cuba indica que “una alerta fue la descarga eléctrica que impactó el 22 de mayo pasado, a la Termoeléctrica Antonio Guiteras, a solo unos cientos de metros de la Base de Supertanqueros. Esta descarga eléctrica sacó de servicio a la termoeléctrica más eficiente de Cuba y, aunque se dijo que el rayo impactó un pararrayos, también dijeron las autoridades que este dispositivo de protección se destruyó y no aguantó la potencia de la descarga”.

Según exempleados de la instalación, allí está implementado un sistema contra descargas eléctricas y, también, un sistema de protección contra incendios. Las fuentes insisten en que “no se hacían los mantenimientos adecuados del sistema antirrayos desde hace años”. De haber estado funcionando ese sistema, es muy poco probqble que se hubiera producido el incendio.

COMPARTELO

Leave a Reply

Your email address will not be published.