La manera correcta de practicar trote o jogging

La manera correcta de practicar trote o jogging

El trote o jogging no requiere de una aptitud especial para practicarlo y es relativamente fácil y cómodo. Su mayor beneficio radica en que exige que trabaje casi el 70% de la musculatura, fortaleciendo las articulaciones y el sistema inmunológico, además de que quienes lo practican notan una alta mejoría en sus estados de ánimo. Sin embargo, hay maneras para seguir correctamente esta rutina. Estas son las sugerencias.  

1- Hacer calentamiento

Recuerda que calentar, aunque sea con ejercicios de poca intensidad, reduce el riesgo de sufrir lesiones, sobre todo en las articulaciones. Además, calentar también mejora la concentración y acelera el tiempo de reacción.

2. Correr siempre a un ritmo adecuado

Si lo que buscas es mejorar tu rendimiento y aumentar la velocidad, necesitarás añadir variedad a tu rutina y ya no se tratará de trote, sino de correr buscando velocidad y resistencia. Está bien que aumentes ligeramente la intensidad y la cantidad de entrenamientos, pero sin excesos. Si te aburres, hay maneras de animar el ejercicio sin que sea con mucha aceleración, por ejemplo, puedes trotar a intervalos, intercalar caminatas, cambiar la ruta o hacerlo con un compañero.

3. No debes interrumpir la rutina de entrenamiento

Los beneficios del trote favorecen directamente el desarrollo del sistema cardiovascular, mejorando al mismo tiempo la capacidad del sistema circulatorio, pero esto requiere que se haga con regularidad en cantidad suficiente y que quien lo practique no presente alguna contraindicación. Si sales a trotar hoy y vuelves a acordarte dentro de una semana, mejor quédate en casa. Además, siempre asegúrate de que tu médico de cabecera te de el OK antes de comenzar tu plan.

4. Cuida tener la postura correcta

¡La postura al trotar es lo más importante! Llevar el cuerpo en la posición adecuada no solo aumentará tu resistencia, sino que disminuirá el riesgo de lesiones. Mantén la vista hacia adelante y el torso lo más derecho posible. También cuida que la superficie sobre la que trotes no sea muy dura. Lo perfecto es el césped y los caminos de bosques y parques. Evita el cemento o concreto y, si es inevitable, invierte en unas zapatillas especiales para jogging.

5. Mantener la hidratación y nutrición correctas

Siempre debes mantener la hidratación y la nutrición correcta, pero eso es aún más importante cuando emprendes un programa de ejercicios. Antes de empezar, consulta siempre a un Nutricionista certificado y sigue todas sus indicaciones.

COMPARTELO

Leave a Reply

Your email address will not be published.