JUVENTUD A LA MANO DE LA NUTRICIÓN

JUVENTUD A LA MANO DE LA NUTRICIÓN

Dos arrugas que contornean las comisuras de los labios, las patas de gallo, manchas en la piel… ¡Todo esto se puede retrasar! Con unos hábitos alimenticios saludables no sólo prevendrás la degeneración de la piel, sino que podrás observar cómo mejora su calidad.

“Efecto lifting”, dos palabras que aparecen en muchos anuncios publicitarios con motivo de vender cremas carísimas, pero, y si un alimento creara este resul- tado? Los nutrientes con poner antioxidante mejoran el tono y la brillantez del cutis. Estos elementos funcionan como una muralla contra los mecanismos que oxidan nuestro organismo.

La vitamina C tiene este tipo de sustento. Se encuen- tra en la fruta, sobre todo en los cítricos como la naranja o el kiwi. Pero eso no es todo, el famoso beta caroteno es uno de los antioxidantes más conocidos, ¡ y se encuentra en las zanahorias! Las espinacas y las acelgas también lo contienen, ¿quién dijo que hay que gastarse mucho dinero en parecer joven? La vitamina E, que aparece alimentos como las nueces, también contienen este principio.

Las proteínas de alta calidad se encuentran en alimentos como el pescado azul. El atún, el bonito, las sardinas o el salmón son algunas de las especies de este tipo. El secreto de estos alimentos es que contienen Omega 3, que ayuda a regenerar la piel. Una ensalada a base de salmón da un toque de distinción y está buenísima. Y lo mejor como aliño…el aceite de oliva virgen extra!, ya que además disminuye el colesterol “malo”.

ÁCIDOS GRASOS SATURADOS

Las proteinas con ácidos grasos saturados, en cambio, pueden producir deterioro celular si se toman en gran- des cantidades. Los productos lácteos con grasas y las carnes rojas son algunos ejemplos, aunque..no viene nada mal de vez en cuando comer un buen solomillo! La clara de huevo, el pollo y el pavo aportan proteinas que favorecen la regeneración celular, así que no hay que pensar que porque un alimento sea de origen animal sea malo para la salud.

Aunque el vino sea el acompañante de cualquier comida, debemos dejar su consumo para las ocasiones especiales, ya que el alcohol, al igual que el sol, la polu- ción o el tabaco, favorece el deterioro muscular. El agua es, por tanto, el líquido por excelencia en una dieta antienvejecimiento. Ayuda a eliminar toxinas y, claro está, impide la deshidratación que daña a las células. Pero igual que no podemos abusar de alimentos gra- sos saturados, tampoco podemos hacer lo mismo con los antioxidantes, ya que han advertido de los posibles efectos adversos de la ingesta descontrolada de estos alimentos.

Lo importante es, por tanto, tomar los alimentos en si y evitar los manipulados. El secreto está en la calidad natural de las frutas, pescados, carnes y vegetales en si. Apúntate a la dieta de los antioxidantes y presume de cutis!

COMPARTELO

Leave a Reply

Your email address will not be published.